sábado, marzo 17, 2007

PALETOS CON TORTILLA (un título triste).

El día 9 de marzo se celebra en Fuenlabrada el denominado día de la tortilla. En él, aun no siendo festivo oficialmente, los alumnos de tan entrañable ciudad faltan a clase por tradición popular. El ayuntamiento no hace nada por impedirlo.

Goya pintó, hacia 1788, un cartón para luego ser convertido en tapiz. Se llamaba La pradera de San Isidro. En él, un pueblo satisfecho lleno de majos y majas aparecía celebrando, día soleado a orillas de ese afluente de afluente que es el Manzanares, una bonita romería. El tapiz, por supuesto, tenía un destino manifiesto: dar calor en palacio.

¿Qué tienen de malo las tradiciones populares?
Las tradiciones populares han sido siempre relaciones de dominio. En ellas un pueblo oprimido encontraba un momento para liberarse y lo celebraba bebiendo y comiendo: como cualquier animal. De vez en cuando bailaban, ordenadamente eso sí, o torturaban a un pobre bicho como sacrificio ritual. La finalidad última era siempre la misma: representar otra vida que no se tenía. Así, en la fiesta popular primaba la felicidad cuando la infelicidad era la propia existencia. Y si esto podía tener un valor de contradicción, al mostrar que la felicidad era posible y si no existía no era por causas metafísicas sino reales, sin embargo dicho valor quedaba reducido a nada al mostrar dicha felicidad en las condiciones más primitivas de la existencia: la bebida, la comida, la estúpida diversión. Nunca una fiesta popular buscó la conciencia, el pensamiento, sino la inconsciencia, la negativa a pensar. De hecho la diversión se establecía en no pensar pues hacerlo era recordar la triste condición de la existencia. Y pasada la fiesta popular, seguramente con una plegaria religiosa para darle las gracias a un dios que hacía tiempo les había abandonado, todo volvía a su estado natural: la supervivencia. Así, la fiestas populares nunca fueron más allá de la complicidad con las forma de dominación.

¿Pero qué tiene de malo divertirse? Aparentemente divertirse es una necesidad. Sin embargo, no existe la diversión en abstracto sino en concreto: uno no se divierte sobre la nada, sino que se divierte con algo. Y paradójicamente la diversión cada día más generalizada niega el pensamiento. Desde la marcha nocturna hasta el botellón, desde las fiestas populares hasta el chiringuito, la mayoría del ocio, incluido el que ya tiene en sí la repugnante calificación de espiritualmente superior, está basado precisamente en la negación del pensamiento visto ya como único elemento, en su permanente insatisfacción, que contradice una realidad autosatisfecha. Así, el individuo cree que su vida, su vida auténtica, es la que realiza en el tiempo libre donde se siente ajeno a la explotación del trabajo y puede perder la conciencia de la realidad. Y para perder su conciencia sobra, evidentemente, pensar y, sobre todo, pensarse. Sin embargo, la explotación propia del capitalismo ha superado la vieja diferencia entre la vida laboral y el ocio, ya siendo todo producción: la explotación del sujeto, en trabajo o consumo –todo producción de capital- es ya permanente.
¿Dónde encuentran mis alumnos su vida auténtica? En las formas sociales que les permiten olvidar el pensamiento: el botellón, aunque todos aseguren no hacer botellón, y la fiesta. Así, en echar unas risas dan sentido a su existencia, encuentran su autenticidad. Pasan cada día seis horas, una cuarta parte del día, en un centro educativo donde no se sienten vivos. Y donde todo es, bueno: debería ser, cultura. Es curioso y es triste. La institución creada para hacerles pensar no sólo no funciona como tal sino que ellos mismos la observan, y tal vez no sólo ellos mismos, como un elemento ajeno, un aditamento a su vida auténtica que, ingenuamente, creen poseer como algo propio. Así, el alumnado piensa que su vida empieza cuando sale de clase, como el repugnante título de aquella vieja serie reflejaba, y puede dejar de lado la cultura. Sobra, en su vida auténtica, el conocimiento, sólo convertido ya en moneda de cambio de una casa, un chalet, dos coches, dos hijos y un perro. La educación se transforma así en adiestramiento para la futura barbarie divertida.

Es interesante que el día de la tortilla sea un día lectivo y que los alumnos, sin embargo, masivamente falten. Es interesante, a su vez, que la mayoría de los padres apoyen la ausencia de sus hijos al tratarse de una tradición que, al parecer y como todas no se sabe bien por qué, debe quedar exenta de crítica. Resulta así mismo llamativo que un ayuntamiento progresista no solo no haga nada para impedir semejante desaguisado, sino que encima lo apoye. Interesa también, no lo olvidemos, recordar que qué uno sepa jamás junta directiva alguna o claustro de profesores haya expresado su queja ante semejante muestra de barbarie, ante estas infracciones generalizadas. Es la clave del contrato social: mejor borregos inofensivos satisfechos que infelices, siempre peligrosos, conscientes. Pero lo que sin duda lleva a la máxima sorpresa es que a mis alumnos les ha causado mucha extrañeza mi indignación. No la entienden. ¿Por qué? Porque no comprenden, como tal vez algún lector, que haya quien no quiera divertirse tanto.

Hacia 1823 Goya volvió a pintar sobre la pradera de San Isidro. Ya no aparecían majos y majas, soleados días y pueblo feliz. Era, ahora, una noche eterna en la que se caminaba con la muerte.

37 comentarios:

Anónimo dijo...

me parece una falta de respeto para los fuenlabreños, primero por como critica tradiciones en general, segundo porque llama a los fuenlabreños paletos y cortos al decir que no entenderian esta crítica . por otro lado la mayoria del artículo se escaquea de ablar siquiera del dia de la tortilla en general asi que cambie el nombre del artículo. adios idiota

chure dijo...

¿Incluiría usted también en su argumentación al fútbol como fenómeno de masas?

Don Güevos dijo...

Es Ud un transgresor y, por tanto, me gusta. Un transgresor no es el que hace algo contracorriente cuando sabe que nada ha de pasarle (como el de las fotos) sino el que se atrave con cuestiones vedadas por la irreflexión, los prejuicios y el sistema.

Empezarán a decirle eso que dicen los tontainas en la TV: "es que hay que sentirlo" o "lo defiendo por que es lo nuestro".

Dos cosas que confirman su acierto:

1.- Una prueba de lo que dice está en esos ámbitos a los que se han acercado los del gobierno de ZP(toros, vino, prohibiciones, cuestiones de idolatría religiosa, etc. muy malamente en la mayoría) y han tenido que recular cuando han visto las orejas al lobo. Al lobo de los suyos.

2.- Habrá observado cómo los ricos generalmente, se las piran cuando en su pueblo o ciudad llegan "las fiestas".

Lo felicito por el artículo.

Anónimo dijo...

Paletos con tortilla. Bueno, a ver: Paleto;dicho de una persona, zafia o rustica, con; preposicion que denota el medio, modo o instrumento para hacer algo, y tortilla(supongo que de patatas); fritada de huevo batido, de forma alargada, a la cual se añade a veces algun ingrediente. Bueno vamos a ver, el titulo me parece una falta total de respeto hacia los fuenlabreños, que aunque te suene mal ,se dice asi, puesto que, como ya sabes es una romeria, el dia de santa juana, y para tu informacion, llevamos la tortilla para seguir la tradicion y tambien debes saber que , hasta hace dos dias, era una fiesta OFICIAL de fuenlabrada, en la que no se abrian los instituto ni la gente iba a trabajar, pero parece que esto se sale de tu entendimiento. Vale que igual las tradiciones significaban un cambio , para parecer que se vivia de otra formo, pues se parece a lo que sucede ahora, nosotros nos cogemos nuestra tortilla y nos vamos a polvoranca a pasarlo bien. Es logico, nosotros nos lo pasamos bien ese dia porque desconectamos de la rutina. Cada uno se divierte como quiere, y no eres nadie para decir que un que se divierte llendose de fiesta por la noche es tonto o algo asi, porque eso lo hemos hecho todos. Es logico que no nos divirtamos en el instituto. Es normal, estudiar es muy aburrido, tu mismo lo dijiste apoyando a Kant, que aunque nuestro deber era estudiar, lo propio era no hacerlo. Respecto a lo que planteas de que te parece indignante que nadie nos impida hacerlo, es lo mas normal del mundo. Vamos a ver, quien se cree cualquier instituto para decie algo como: "mañana teneis que venir a clase". Ademas, a mi y a los de mi edad nadie nos puede decir algo, pues el bachillerato es enseñanza no obligatoria, y si no quiere ir alguien, pues no va y ya esta, no ha pasado nada. Como nos lo van a impedir, si por ejemplo una familia que lleve aqui algunos años, todos sus miembros celebran esta fiesta. Y nos indignamos de tu pensamiento para dinamitar nuestra fiesta, y tu te indignas y te pones en una postura infantil como la siguiente :"el viernes explico el examen y doy los del otro dia". Claramente quieres jodernos el dia, para que vayamos, pero sin duda ese dia no iria mucha gente al instituto, porque estamos arraigados a nuestra tradiciones ,que , a ti parece que no te importan y te hacen gracia. Y no contento con esto, nos pones en la hoja "paletos con tortilla" todos nosotros teniendo que soportar esa humillacion durante la realizacion del examen, mas de hora y media. Por ultimo, quiero afirmar que me da absolutamente igual lo que hiciera Goya y que, igual que defiendo mis fiestas, yo no me meto con la de los demas, asi pues cuando los profesores, que teneis un dia del profesor y no decimos nada, os poneis en huelga, nosotros tomamos una posicion de neutralidad, Asi pues, si lees esto, que creo que lo haras, espero que reflexiones y que la escribas pidiendo perdon o por lo menos aceptar que te has equivocado a todos los fuenlabreños a los que has herido con tus palabras ofensivas. Bueno, y asi me despido, diciendo por ultimo que tu fuiste el unico que nos intentaba estropear ese dia, pues los demas profesores nos apoyaban, nos cambiaron un examen y nos impulsan a pensar por nosotros mismo, que es lo que hacemos. Bueno desde aqui un saludito y a ver si en esto cambias, que nadie es perfecto y te puedes equivocar.

Anónimo dijo...

Vergonzosa la critica que hace sobre el dia de la tortilla, asi como definir a los fuenlabreños como paletos. Una tradición que no atenta contra nadie, y que ni a usted (tengo la educación de dirigirme de usted y no insultar gratuitamente) ni a nadie debe molestarle.
Creia algo mas de usted.
Espero que no le importe que escriba como anonimo(repercusiones y demás, ya que en este mundo te puedes esperar muchas cosas).
Anonimo

Anónimo dijo...

Esta plebe...

Anónimo dijo...

Bonito comentario el de "esta plebe..." en un blog de un marxista.

Locke dijo...

Lo que mas gracia me hace es que aqui todo el mundo insulta y se queja sin dar la cara escondidos tras un anonimo.
¡Que cobardes!
Lo triste que se oculta detras de todas estas quejas (incluyendo la de nuestro señor profesor)es que nos negamos a aceptar a que todos somos borregos y nos indignamos cuando nos lo llaman pero todos hemos recivido una educaccion muy similar y estamos condiciconados bajo esos efectos.
¡Señores somos el pueblo, la clase baja!
Nos controlan eso es inegable, pero que vais a hacer quejaos todo lo que querais.
Al fin y al cabo todos vais a hacer lo mismo.
Un cordial saludo y felicidades por su polemico articulo.

Anónimo dijo...

escondidos tras un anonimo.
¡Que cobardes!


¿Eso a cuento de qué viene? ¡Matón!

Anónimo dijo...

Lo primero felicitarle por el artículo y por haber conseguido que sus alumnos se lean un artículo entero y que sientan indignación por algo, aunque solo sea por el mero hecho de ser llamados "paletos".

Me parece muy interesante el enfoque que le da al tema de la diversión y de la vida, una vez fuera de la cultura, es impresionante y sorprendentemente triste que los jóvenes (si es que se nos puede llamar jóvenes) creamos que la vida comienza al escapar de la cultura (impuesta) y lo que es peor que comienza al evadirse del pensamiento, es decir, al no pensar en nada, o lo más triste en pensar en cosas como el botellón, nunca lo había visto así, pero es cierto.

Y solo añadir que los comentarios de sus alumnos son geniales, no les llames paletos por ver quien consigue el coma etílico...
Los anónimos hablan por si solos, cada uno a su estilo.


Un saludo

benavent dijo...

Ahí, ahí, demostrad qué carácter tiene fuenla desde hace unos años, paletos contentos de serlo, matones gallitos (ojo, pero poniendo anónimo en el nick, eh?), etc. Y esto lo dice un fuenlabreño cada día más avergonzado de serlo, un fuenlabreño que no se siente ofendido por el artículo, oh!! sorpresa!!!.
No recuerdo que le criticasen con tanta escasez de argumentos (pues algunos articulos parecen rabietas de nene) y con un tono tan subido sus alumnos del Duque de Rivas, eh?, pero qué quiere, ESTO ES FUENLA!!!!.
En fin, don EP, tiene razón, el dia de la tortilla no es fiesta ni es nada, una excusa para irse a polvoranca con carros cargados de bebida y pillarse un pedo tremendo, verdadera finalidad de "los romeros", como ha dicho alguien más arriba. En este dia van y vienen de polvoranca muchas ambulancias llevando a chic@s con comas etílicos!!!. Y me dice q los profesores lo apoyan, ¿saben lo que ocurre allí de verdad?. Por cierto, sabe doña Espe que esto sucede en su "bosquesur"???? recien inaugurado con cuatro arbolillos...
Cuando yo era pequeño el dia de la tortilla era dia festivo oficial, e iba con mi familia al campo a comer un bocadillo de tortilla, jugar, coger bichos, etc., como una pequeña excursión. Otra mucha gente tambien iba con estas intenciones, aunque no habia brotes folclóricos, que yo recuerde.
Ahora ya casi ninguna familia va, porque ya no es una fiesta.

POCHOLO dijo...

Mesa extrapola, presenta un caso particular localizado en Fuenlabrada pero a partir de allí critica varias cosas:

- La vulneración de las normas y la pasividad de las autoridades.

- El escapismo de la realidad que significan las fiestas populares.

- Las fiestas populares como relaciones de dominio.

- La diversión entendida como "no pensar" y como una manera de seguir produciendo.

- La institución educativa vista como una fábrica de producir esclavos-consumidores.

- La pasividad del profesorado ante la infracción de las normas. Es decir su falta de ética.

- La falta de cultura y de consciencia del alumnado que asiste a las clases de Mesa: auténticos borregos que alucinan ante un tío con dos cojones, que ha cometido un delito: "hacerles conscientes de que el mundo sigue rodando y que su patética existencia no cambia para nada a pesar del día de la tortilla.

TOMAD EXAMEN DE LA TORTILLA BORREGOS...

Anónimo dijo...

Don Enrique P. Mesa Garcia, todos esperamos ver sus opiniones a nuestros comentarios y poder asi seguir debatiendo este tema, que parece que tiene mucho tiron.

Enrique P. Mesa García dijo...

Como dueño de este blog acabo de ejercitar la censura ante un comentario en el cual se insultaba a gente que había expresado su opinión.

Anónimo dijo...

el del comentario largo que no se ofenda tanto, y por la extensión del comentario sabemos quien eres, por lo de pesado...ya en serio me parece que en parte tiene razón pues el ayuntamiento debería sustituir el 26 de diciembre como dia festivo al 9 de marzo y dejarse así de tonterías, por otra parte de tradición nada que se va a lo que se va y no a comer tortilla

Anónimo dijo...

Y si sabes kien es xk no lo dices

Sara Álvarez Villa dijo...

Buenas, para empezar he de decir que estoy de acuerdo con parte de su artículo , pero por otra parte he de decir que tampoco tiene usted que faltar el respeto a los que vivimos en Fuenlabrada , por que además Fuenlabrada es una cuidad y no un pueblo.

Anónimo dijo...

Joder, Enrique, su articulo esta batiendo record. Poco mas de un dia y ya casi 20 comentarios, increible, esto puede marcar un hito en cuanto a la redaccion de articulos y su respuesta se refiere.

delfino dijo...

Igual que se opone al dia de la tortilla, le espongo una pregunta. Si la fiesta de las fallas en Valencia no fuese dia festivo,¿se opondria tambien a la realizacion de esta fiesta, cuya tradicion si es bien conocida por todos? Espero una contestacion.

Anónimo dijo...

Permitame que le diga que si nosotros somos unos paletos con tortilla usted es UN PALETO CON CORBATA.

frolic dijo...

Despues de su deshonra ante la festividad de Santa Juana, quiero manifestar mi descontento ante sus insidiosos comentarios, por los cuales me he sentido ofendido, asi como el resto de la comunidad de fuenlabreños.
Lo que me recuerda a un comentario suyo al principio de curso, ...si alguien se siente ofendido por alguno de mis comentarios que me lo diga y pedire disculpas publicas..., por eso le digo que pase por cada una de las clases y se disculpe.

Anónimo dijo...

Se nota que nunca ha tenido un apoyo de su padre. Permitame que me ria.

Anónimo dijo...

Como se nota que nunca a festejado el dia de la tortilla. Y esto me recuerda a una frase de Seneca, estudia para no saber algo mas, sino para saber algo mejor.

Anónimo dijo...

Señor Enrique,a mi lo que realmente me lanza a escribir este comentario,es el TONTO insulto que ha repetido constantemente en nuestras clases 15 dias antes del DIA DE LA TORTILLA,llamandonos PALETOS,y sabiendo que nadie le va a reprochar,porque claro,usted es el profesor,y la AUTORIDAD,palabra que dice una y otra vez y que usted mismo se lo tiene muy creido (se nota que carece de abuela).
Me parece algo ingrato que nos quisiera ESTROPEAR nuestro dia,algo que como vió,a diversos alumnos les dio realmente igual,que fuera a dar la nota del examen pasado y que fuera a explicar el siguiente,que teniamos el lunes.
No por eso,la gente dejó de pedirle a su madre que le hiciera la tortilla,ir la tarde antes a Carrefour a comprar el BOTELLÓN (ya que somos estudiantes y tenemos que ahorar,no malgastar el dinero en CORBATAS CARAS para sentirnos superiores..),y por supuesto pasarlo fenomenal en compañia de los amigos!
lo unico que me gustaria,es que el curso que viene,no volviera a repetir lo mismo,porque lo pobres chiquillos no tiene que aguantar,que a usted le de rabia levantarse pronto,para poder sacar a su pobre chucho,coja su maletin y llegue al instituto,y que no haya un pobre alumno al que martirizar..
Asique LO DICHO : Los fuenlabreños siempre comeran tortilla el 9 de Marzo!!
Un saludo!

Anónimo dijo...

Buenas he de decir que os estáis quejando de que el profesor de filosofía os falta el respeto y ustedes le siguen con lo mismo faltándoe el respeto a el también, por lo tanto sois iguales que él a la hora de criticar.
Un saludo.

ESPAÑA, Una grande y libre dijo...

Realmente es el blog de un marxista? Yo creo que no, solo de un pseudomisántropo con muchos conociemientos. Es un tio especial

Anónimo dijo...

me parece indignante el titulo de su articulo, ya que los fuenlabreños no somos unos paletos con tortilla, si no que seguimos nuestras tradiciones,y la seguiremos haciendo, porque somos fuenlabreños, con mucho orgullo de nuestra ciudad y no pueblo, paleto y que sepas que cada uno se divierte como quiere y haciendo lo que quieres ¿o usted no es un amargado porque quiere?

Anónimo dijo...

muy bien MR. Kike veo que al final ha conseguido hacer su articulo en 8 dias no? a lo mejor es que ha pedido ayuda y el paleto va a resultar siendo usted o no????

Anónimo dijo...

por cierto Fuenlabrada es una ciudad porque tiene mas de 200.000 habitantes se entera usted o no?
contesteme si tiene lo que hay que tener

Anónimo dijo...

No es que el profesor haya tenido que pedir ayuda sino que el tiene que trabajar y no ha tenido tiempo para acabarlo.
Un saludo...

Anónimo dijo...

El loco.-¿No habéis oído hablar de ese loco que encendió un farol en pleno día y corrió al mercado gritando sin cesar: «¡Busco a Dios!, ¡Busco a Dios!». Como precisamente estaban allí reunidos muchos que no creían en Dios, sus gritos provocaron enormes risotadas. ¿Es que se te ha perdido?, decía uno. ¿Se ha perdido como un niño pequeño?, decía otro. ¿O se ha escondido? ¿Tiene miedo de nosotros? ¿Se habrá embarcado? ¿Habrá emigrado? -así gritaban y reían todos alborotadamente. El loco saltó en medio de ellos y los traspasó con su mirada. «¿Que a dónde se ha ido Dios? -exclamó-, os lo voy a decir. Lo hemos matado: ¡vosotros y yo! Todos somos sus asesinos. Pero ¿cómo hemos podido hacerlo? ¿Cómo hemos podido bebernos el mar? ¿Quién nos prestó la esponja para borrar el horizonte? ¿Qué hicimos, cuando desencadenamos la tierra de su sol? ¿Hacia dónde caminará ahora? ¿Hacia dónde iremos nosotros? ¿Lejos de todos los soles? ¿No nos caemos continuamente? ¿Hacia adelante, hacia atrás, hacia los lados, hacia todas partes? ¿Acaso hay todavía un arriba y un abajo? ¿No erramos como a través de una nada infinita? ¿No nos roza el soplo del espacio vacío? ¿No hace más frío? ¿No viene siempre noche y más noche? ¿No tenemos que encender faroles a mediodía? ¿No oímos todavía el ruido de los sepultureros que entierran a Dios? ¿No nos llega todavía ningún olor de la putrefacción divina? ¡También los dioses se descomponen! ¡Dios ha muerto! ¡Dios permanece muerto! !Y nosotros lo hemos matado! ¿Cómo podremos consolarnos, asesinos entre los asesinos? Lo más sagrado y poderoso que poseía hasta ahora el mundo se ha desangrado bajo nuestros cuchillos. ¿Quién nos lavará esa sangre? ¿Con qué agua podremos purificarnos? ¿Qué ritos expiatorios, qué juegos sagrados tendremos que inventar? ¿No es la grandeza de este acto demasiado grande para nosotros? ¿No tendremos que volvernos nosotros mismos dioses para parecer dignos de ellos? Nunca hubo un acto más grande y quien nazca después de nosotros formará parte, por mor de ese acto, de una historia más elevada que todas las historias que hubo nunca hasta ahora.» Aquí, el loco se calló y volvió a mirar a su auditorio: también ellos callaban y lo miraban perplejos. Finalmente, arrojó su farol al suelo, de tal modo que se rompió en pedazos y se apagó. «Vengo demasiado pronto -dijo entonces-, todavía no ha llegado mi tiempo. Este enorme suceso todavía está en camino y no ha llegado hasta los oídos de los hombres. El rayo y el trueno necesitan tiempo, la luz de los astros necesita tiempo, los actos necesitan tiempo, incluso después de realizados, a fin de ser vistos y oídos. Este acto está todavía más lejos de ellos que las más lejanas estrellas y, sin embargo, son ellos los que lo han cometido.» Todavía se cuenta que el loco entró aquel mismo día en varias iglesias y entonó en ellas su Requiem aeternam deo. Una vez conducido al exterior e interpelado contestó siempre esta única frase: « ¿Pues, qué son ahora ya estas iglesias, más que las tumbas y panteones de Dios?».


Tranquilo D.Enrique, todo llegará...

Anónimo dijo...

De lo que no debe extrañarse usted es de la indignación que levantan sus insultos.
Parece usted considerarse un paladín de la Razón y la Lógica dispuesto a luchar contra los molinos de lo que para usted es la barbarie y la sinrazón. Una lástima que este nuevo don quijote que pretende ser no ataque al molinero, sino a las aspas.
Su discurso es simplista y su razonamiento, digno de un quinceañero letrado en los autores que le mandan en su pubertad: crítica barata, sencillista y falta de perspectiva. Lea usted un poco a Max Weber por ejemplo, quizas desde la sociologia comprenda mejor los actos colectivos de una sociedad, llámese dia de la torilla, del pichon o de la coneja muerta, y deje de arremeter contra unos alumnos que sí que tiene dominados, y sin necesidad de ofrecer ningun panes et circenses como piensa usted que es este festejo. Y dispuesto a denunciar los nuevos y viejos opios del pueblo que fumamos con ansia; comience con otros muchos tales, mas dañinos hoy en dia, que una simple festividad municipal.

Cristina dijo...

Primero presentarme, soy Cristina López-A. de 4ºA y no tengo blog de estos, ya que no me apetece hacerme otro, ¿para qué mentir? A toda esa gente que en vez de dar al cara se esconden bajo los anónimos poniendo, en cada uno de ellos (no todos), a parir al profe, quería dedicarles una palabra: cobardes (ala! Ya esta, me quedé a gusto…)Que sepáis que si sois tan mayores y responsables al celebrar dicho dia, ser mismamente mayores a la hora de tener que discutir un tema, porque si se es mayor en una cosa se es mayor en otra. Me parece de patio de infancia eso de ‘como no es lo que yo digo, no vale y te pongo un rato verde’, igual que tu tienes tus opiniones y tus críticas, los demás también las tienen, algunas pueden coincidir y otras no y si no coinciden, lo respetas. Otra cosa de la que me he dado cuenta es que os creéis que por decir que sois de Fuenlabrada os van a respetar…MENTIRA, hay veces que pienso que Fuenlabrada una preciosa ciudad en la que se vive de maravilla, se está echando a perder…Con todo esto no quiero decir que este de acuerdo con la posición del articulo, si no, que me parece de falta de respeto que alguien diga una cosa y si no se esta de su lado se le monta un pollo…Yo celebro el dia de la tortilla y lo seguiré celebrando ya que para mi sigue siendo una tradición, hasta hace poco legal, con la que a parte de que (como alguien a dicho por ahí) se despeja una de una rutina de la cual, digan lo que digan, todo el mundo quiere salir. Al igual que otra muchas ciudades, Fuenlabrada, tiene sus tradiciones, que hay que respetar, ya que los fuenlabreños respetamos, las tradiciones de los demás, como opinión personal si yo respeto las corridas de toros, que para mí son indignantes y muestran el ser humano en su etapa menos desarrollada; los demás también tienen que respetar mi opinión. Como fuenlabreña que soy seguiré luchando para que este criticado dia se haga otra vez no lectivo y todo el mundo pueda disfrutar de él sin que ningún profesor nos lo fastidie diciéndonos que va a explicar algo importante, o que va a dar las notas del examen o incluso nos ponga un examen. Un saludo!

xayan dijo...

Coño dejar de escribir ya en anonimo y dar la cara que no va a pasar nada, y respecto a las opiniones cada uno tiene la suya y hay que respetarlo, no meterse con los demás como haceis la mayoria que habeis escrito aqui.
Cada Fuenlabreño hace lo que quiere ese dia porque somos libres pero la verdad que da asco ver a todos el dia de la tortilla borrachos, fumaos y sin haberse comido la tortilla. Saludos

D.Guzmán dijo...

Partiendo del respeto a la libertad de expresión, me adhiero a la posibilidad de que los seres humanos generemos opiniones diferentes, que suponen el eje de la sociabilidad humana que se debe basar en los diferentes criterios para llegar al maximo consenso posible. Comparto de Enrique su visión critica del mundo y su preocupación e inquietud por ciertos aspectos de la vida. Sin embargo estas opininones deben ser vertidas desde el respeto y valorando las preocupaciones e inquietudes a las cuales se someten los ajenos y que a nosotros con nuestra visión critica nos puedan perturbar. Pienso que Enrique Mesa no abre su mente hacia lo que los pensamientos de los demas expresan y se encierra en su afan de albergar ideas que quiere imponer por obligación en la vida escolar. En este caso me gustaria centrarme en los alumnos de bachillerato y especialmente en los de 2º. Estos alumnos pueden ser considerados como preuniversitarios y se busca en ellos una madurez mental y que sepan como abordar o resolver problemas que se les presenten en su vida diaria en un futuro proximo e incluso en la actualidad. Si se busca esa madurez y que los alumnos tengan capacidad de decisión propia,¿resulta adecuada la labor como educador de Mesa? tenemos de este modo un ejemplo en el tan polemico día de la totilla, Mesa obligo a sus alumnos a acudir al centro bajo la advertencia de la explicación de un examen que no volveria a repetir y de la entrega de otro realizado que no volveria a entregar.¿Es lo adecuado, una educación sometida a la cohibición y a la falta de libertad de decisión, cuando en este mismo año muchos de nosotros entraremos en un nuevo tipo de formación academica, basada sobretodo en la madurez y la capacidad de decisión propia? a mi modo de ver, nos encontraremos perdidos en esta nueva vida formativa en la que nadie estara detras de nuestra espalda empujandonos a realizar acciones contrarias a las que nuestro pensamiento determine.Enrique se equivoca también abordando la cuestión como una critica a las tradiciones populares, sin embargo acertaria y no le sería reprochable someter la asistencia a clase el día de la tortilla,al hecho de que el día 9 de marzo actualmente no se considera día festivo, no refiriendose a los que respetan esta tradición con descalificativos que intentan por parte de Mesa subordinarlos a sus marmoreas ideas.Me gustaria hacer una referencia a los que someten la opinión de Mesa a insultos o descalificaciones ya que esto dota a su argumento de descredito y perdida de cualquier posible razón. Exponer la visión personal es bueno,siempre haciendolo desde el respeto y la valoración de las inquietudes del opuesto en el aspecto idiológico. Sin más y solo esperando que mi modesto punto de vista también cuente, me despido.un saludo.

cristinagonzalezalba dijo...

El artículo me parece muy interesante, y los co,mentarios ngativos muy "paletos", ya que aqui nadie pone en discusion ni la tortilla, ni las tradiciones, ni los dias libres. Eso es el accidente, la anecdota. Al menos yo entiendo la idea de fondo del Profesor Mesa, y comparto con él que los profesores, y mas de filosofía, no estamos solo para enseñar a nuestros alumnos una lista interminable de nombres de filósofos griegos. Tambiém estamos para enseñarles a filosofar, a tener un pensamiento crítico, a saber vivir. Y dentro del saber vivir está el saber divertirse. El ser humano necesita la diversión. Pero asi como mi perro es feliz tirado al sol despues de un buen almuerzo, yo, además de esa felicidad, totalmente sana, quiero ser feliz desarrollando mi capacidad de pensar, de dialogar, de razonar, de conversar, de relacionarme con los demas, de amar, de comprender, de conocer....
Yo tengo una experiencia particular: me reuno con algunos alumnos, pocos, fuera del horario escolar, y "nos divertimos" un dia a la semana charlando de temas muy interesantes: política, sociedad, economía, religión, libertad, ser humano....¡¡¡arte!!!..el arte de hablar, de comunicarse, de pensar, de respetar.....de pintar, de escribir, de expresarse.....
Esos chicos tienen 18 años, y realmente han descubierto que eso es muy divertido. Tambien salen a bailar, tambien tienen novia, también beben demasiado alguna vez o se fuman un porro.....A todos nos pasa....Pero TAMBIEN han sabido descubrir que tienen razon y espíritu, y que tan divertida como una salida nocturna puede llegar a ser una conversacion inteligente.
Ya sabemos que hay distintos niveles de placer, que los mas elevados no excluyen a los mas primarios, pero que si llenamos la caja de nuestra vida de arena....¿quedará lugar en ella para las piedras preciosas?
Mis felicitaciones al profesor Enrique Mesa, que se atreve a decir muchas cosas y nos ayuda a detenernos a pensar....

Rubén dijo...

Yo era alumno tuyo cuando dijiste y escribiste esto, y en aquel momento, aunque no me indigné, no lo entendí. Ahora, unos años después de que me aprobases y me cambiases un poco, lo entiendo.
Gracias.